PROYECTO DE LEY: RENTA BÁSICA

Tras la grave crisis producida por la pandemia, y la grave situación de más de 7 millones de hogares en Colombia, desarrollamos y radicamos en el Congreso de la República, junto con el Comité Nacional de Paro un proyecto de ley que busca crear una renta básica de emergencia de un salario mínimo mensual legal vigente por 12 meses para estas familias que se encuentran en la pobreza y que han sido afectadas por la crisis económica.

De acuerdo con el Dane, a diciembre de 2019, justo con antelación a la pandemia, la
pobreza monetaria en el país alcanzaba el 35.7% de la población colombiana, cerca de 5 puntos
porcentuales superior al promedio para América Latina y el Caribe: en las cabeceras urbanas
el 32.3% y en las zonas rurales (centros poblados y rural disperso) el 47.5%.

Quiere decir esto que 17.470.000 personas estaban en pobreza monetaria, con el agravante de
que la situación de las mujeres (38.2%) era más crítica aún que la de los hombres (34.4%) y
todavía peor en el caso de la juventud (43%). En algunas ciudades la situación resulta
alarmante, como los casos de Quibdó (60.9%), Riohacha (49.3%), Cúcuta (45.5%), Popayán
(44.9%), Santa Marta (44%) o Florencia (43.9%). La situación en las grandes ciudades era ya
de por sí altamente preocupante: Bucaramanga (31.4%), Bogotá (27.2%), Barranquilla
(25.6%), Medellín (24.4%), y Cali (21.9%).

Por tal razón, la política de Renta Básica como política permanente de Estado se constituye
en un instrumento necesario para permitir que los hogares en situación de pobreza y
vulnerabilidad, que en buena parte están en cabeza de mujeres (4 de cada 10 hogares para la
población general), puedan tener incondicionalmente los recursos monetarios suficientes para
poder adquirir los bienes y servicios requeridos para la vida.